(+34) 901 900 071
          info@in-diem.com

Consultoría de Recursos Humanos. Entrevista a Manuel Díaz Ruíz.

Consultoría en Recursos Humanos. Entrevista a Manuel Díaz Ruíz.

Consultoría en Recursos Humanos. Entrevista a Manuel Díaz Ruiz.

MANUEL DÍAZ RUIZ ejerce como Director Técnico de Consultoría en Recursos Humanos en IN DIEM. Desarrolla con una rapidez y eficacia prodigiosa planes de organización de Equipos de Trabajo y Productivo… y, aun cuando no lo menciona en esta entrevista, su desarrollo profesional ha afrontado retos en las organizaciones de primer nivel, privadas y públicas de este país: IBM, CANON, POLAROID, CSIF, TELE 5, PROSEGUR, SIEMENS, AXION, CAJASOL, CAJA SUR, CAJA MADRID, EGMASA, ONCE, UGT, FREMAP, DETEA, ISLA MÁGICA, SEVILLA FC, GRUPO JOLY, VIMCORSA EMPRESA MUNICIPAL PÚBLICA de CÓRDOBA, URBANISMO DE HUELVA,  AUTORIDAD PORTUARIA DE CADIZ… y un sinfín de Ayuntamientos y empresas públicas.

Dentro de sus funciones en IN DIEM, se encuentra la dirección y prestación de servicios de consultoría dirigidos a:  diseño e implantación de modelos de Organización, Selección de Personal, Relación de Puestos de Trabajo, Valoración de Puestos de Trabajo, Diagnóstico y Formación de Personal; así como, también, programas de innovación relacionados con el emprendimiento, start up, financiación, capital inteligente y ayudas europeas.

Nuestra compañera Anna, le entrevista y le pregunta para Ustedes…

 

Anna: ¿Qué hace un Psicólogo en el mundo de los Recursos Humanos y la Organización de Empresas?

Manuel Díaz: Mis principios profesionales fueron en la Selección de Personal, aplicando baterías de tests y realizando entrevistas psicoprofesionales. Mi punto de vista era en aquel entonces, y sigue siendo hoy, que para realizar adecuadamente un proceso de Selección de Personal, no bastaba con entender el puesto de trabajo a cubrir, sino que había que conocer en entorno en el que iba a trabajar el nuevo empleado y, lógicamente, conocer a fondo la empresa y sus filosofías y estrategias. Esto hizo que en unos años consulté a numerosas empresas de distintas áreas del mundo de los negocios y, en cada una de ellas, aprendía algo nuevo, lo que me empezó a dar una visión global de comprensión de las estrategias de cada cliente.

Por lo tanto, cuando iba a un cliente nuevo, su situación o parecida ya la había vivido anteriormente en otro cliente y era fácil extrapolar la experiencia, por lo que los clientes empezaron a confiar en mí, pues entendían que mi formación práctica era muy generalista.

 

Anna: De Sevilla a Madrid y a Europa…

Manuel Díaz: Tras cinco años trabajando en la Consultoría de Recursos Humanos, fundamentalmente en Selección de Personal, se me presentó el reto de trasladarme a Madrid, como Senior Manager en el Área de Consultoría y Management de una de las “Big Four”, donde durante unos años ejercí ese cargo, ampliando mis servicios profesionales a la Gestión Integral de Recursos Humanos.

Ya no sólo hacía Selección, sino que incorporé Planes de formación, Políticas salariales, Incentivos etc…

 

Anna: ¿Y cómo es el salto a la Consultoría de Organización?

Manuel Díaz: Básicamente, mi trabajo se soporta en la confianza que el cliente deposita en el Consultor, por lo que, con el tiempo, te conviertes en su confesor y te pide opinión sobre muchas materias dentro de la empresa… y fuera.

Desde luego, los éxitos profesionales fortalecen tu posición con respecto del cliente, convirtiéndote en un soporte extraordinario para los responsables de las Empresas Clientes quienes, finalmente, te piden ayuda en numerosos frentes, no necesariamente de tu área de incumbencia, pero buscas a los mejores profesionales para que, en unas alianzas claras y transparentes, presten el servicio a tu cliente.

 

Anna: Entonces, te conviertes en un gestor…

Manuel Díaz: Los clientes no quieren tener muchos interlocutores que le proporciones servicios, prefieren hablar sólo con uno y que este coordine a los equipos y, algo así, finalmente, es mi trabajo.

Por eso y por la trayectoria acumulada, te conviertes en una especie de hombre orquesta que eres capaz de hacer desde una Selección de Personal, hasta una Organización completa de una Empresa.

 

Anna: Y… ¿Cómo se hace el trabajo?

Manuel Díaz: El principio siempre es el mismo. No acometemos ningún trabajo sin antes haber realizado un estudio diagnóstico de la situación de la Empresa, a todos los niveles, analizando las fortalezas y las debilidades y proponiendo lo que llamamos “tablilla de recomendaciones” donde indicamos todas las medidas que el empresario ha de tomar para hacer frente a los retos que se propone acometer.

El siguiente paso es definir los organigramas de la Empresa, Jerárquico y Funcional, con una exhaustiva Definición y Valoración de Puestos de Trabajo.

Con esta herramienta en nuestro poder, trabajamos en dos direcciones. De un lado, elaboramos el Manual de Gestión de Recursos Humanos y de otro, elaboramos toda clase de manuales de Procedimiento para cada una de las áreas de la Empresa, por lo que queda definida la Organización, los Puestos de Trabajo, sus funciones y los procesos de realización de los trabajos.

 

Anna: En los años que lleva trabajando, habrá visto de todo, ¿no?

Manuel Díaz: Pues sí, pensemos que cuando se trabaja con números o con máquinas, los límites están más que marcados, pero cuando se trabaja con personas, los matices, los puntos de vista de cada uno, sus escalas de valores y de prioridades, muchas veces te sorprenden y tienes que aprender a valorar de una manera objetiva, casi mecánica, los puntos de vista de las personas. Un mismo fenómeno es interpretado de mil maneras por la gente y, más aún, cuando se refiere a temas laborales o económicos.

 

Anna: Hablas de los trabajadores, pero los empresarios también tendrán lo suyo…

Manuel Díaz: Sin ninguna duda. Ahí entra la profesionalidad y las normas éticas de cada uno de nosotros para aceptar o no algún encargo de trabajo, que pudiera rozar la ilegalidad o no ajustarse a derecho.

 

Anna: ¿Por ejemplo?

Tuve una desgraciada experiencia con un empresario que no quería contratar a una minusválida. Tenía polio en las piernas. Pero el trabajo era en una ventanilla de una báscula de pesaje en una empresa de aceitunas. Lo importante del puesto era manejar con soltura las hojas de cálculo, básicamente. Además, la chica era encantadora, perfecta para bregar con el personal que traía los camiones.

 

Anna: Y ¿éxitos?

Manuel Díaz: El mayor éxito está cuando suena el teléfono y es alguien que quieres que trabajes para su empresa porque alguien le ha hablado bien de ti.

Siempre decimos que nuestro mejor vendedor es un cliente satisfecho.

 

¿Puede contarnos algunos casos?

Manuel Díaz: Pues mira, uno del que me siento especialmente satisfecho, fue cuando realicé la organización del Sevilla Futbol Club, ya que a los tres años de hacer la organización, el Club había saneado sus cuentas y estaba jugando la copa de la UEFA, que tantos triunfos después han seguido.

De hecho, otros Clubs de Primera división han entrado en contacto conmigo para replicar el modelo en sus Clubs, ya veremos.

Otro caso del que me siento muy orgulloso fue la Selección de los primeros ochenta trabajadores del Diario de Sevilla, previo a su lanzamiento, trabajo que realizamos en tres meses trabajando a destajo, todos los días de la semana, sábados y domingos incluidos y a horas intempestivas. El Presidente del Grupo Joly, cada vez que me ve, a quien le acompañe, le cuenta quien soy y el trabajo que hice.

 

Anna: Pero actualmente, tiene muy diversificada su oferta de servicios profesionales…

Manuel Díaz: Como te decía anteriormente, al final eres un Consultor generalista que ayudas a los clientes en los temas que son específicamente de Organización y Recursos Humanos, pero apoyas otras áreas como pueden ser Calidad, Auditoría, Emprendimiento y, lo más reciente, hemos creado una oficina de servicios para la solicitud de ayudas europeas, que llamamos Bureau de Gestión Europea.

Trabajamos tanto para empresas privadas como para la Administración, Local, Autonómica y Nacional.

 

Anna: Tiene base en Sevilla…

Manuel Díaz: Después de unos años de ausencia, en Madrid, París, Bruselas y Frankfurt, aunque siempre he mantenido un despacho en Sevilla, llegué a la conclusión de que podía vivir donde quisiera, pues al final es una cuestión del último avión que coges en la semana.

Y decidí que Sevilla, mi tierra, es un sitio maravilloso para vivir.

————-

Ahí quedó esta entrevista… mi recomendación es conocerlo en persona…

 

Dejar un comentario